LA MÚSICA 

 

La música, es un receptor de emociones y de creatividad. 

Sentimientos, que se expresan a través de siete básicas notas musicales.  La creación de música, es la reactancia principal, para dar estructura y luz a la emotividad. Puede llegar a ser un bálsamo, para abolir creencias limitantes, complejos o miedos. Pero, como todo en la vida, es un arma de doble filo.

 

Por diversas circunstancias; el músico puede llegar a bloquearse de forma extrema. Eventualidades, que no le permiten avanzar; ni dar en el instante de su actuación al público, lo mejor de sí mismos. 

 

 ¡Ahí entraría, el Coach Musical...!

 

El Coach Musical

 

El papel del coach musical, se basa preferentemente en acompañar a la propia persona; para que por si mísma,  descubra y exteriorice su creatividad. Con total fluidez.

Dentro de un marco de confianza, entre ambos y con un pleno compromiso y ecuanimidad; Coach y cliente (músico) podrán desarrollar, mediante habilidades y técnicas, un trabajo(sesión) productivo, para lograr conseguir el objetivo  de la persona interesada.

 

METODOLOGÍA
Una vez se acuerde un compromiso de alianza, se comenzará por resolver un cuestionario para que el Coach, obtenga información personal del músico (cliente). Se realizarán una serie de ejercicios y preguntas poderosas.
Una vez que haya aprendido el cliente, a escuchar su voz interior comenzará con el proceso de creación musical. El coach le aportará conocimientos y herramientas necesarias para facilitar el trabajo al músico y reafirmar su oficio.